Skip to content
El baile estimula el cerebro, el cuerpo y las emociones.

El baile estimula el cerebro, el cuerpo y las emociones

Por numerosos estudios científicos y por nuestra propia experiencia de muchos años trabajando con la neurociencia, tenemos claro que el baile estimula el cerebro, el cuerpo y las emociones. Veamos ahora qué ocurre en nuestra mente y en nuestro cuerpo cuando trabajamos con la música y la danza. ¿Qué beneficios nos aporta?

 

¿Bailas con tu cuerpo o con tu cerebro?

Estamos viviendo un momento en que el cuerpo ha cobrado gran importancia para todos nosotros. “Mi cuerpo está cambiando con la edad, mi cuerpo no tiene la forma deseada, me estoy engordando porque ya está envejeciendo, …” y generalmente juzgamos nuestro cuerpo según su apariencia externa. Pero, ¿le preguntamos a nuestro cuerpo qué quiere decirnos, qué está pasando en el cerebro, qué sabe el cuerpo que nosotros aún desconocemos?

Si somos conscientes de cuánto podemos aprender escuchando nuestro cuerpo, si escuchamos y observamos nuestro cuerpo como un todo, como nuestro mejor aliado, vamos a saber más de nosotros mismos, a conocernos, a detectarnos y detectar a otros a través de las emociones.

Conocernos es imprescindible para hacernos protagonistas de nuestra vida, conectando con nosotros mismos.

Nuestro cuerpo nos está dando constantemente la información de cómo nos sentimos.

 

¿De qué manera puedo conectar con mis emociones?

El baile, siempre asociado a la música, mueve nuestras emociones. Al acompañar esa emoción con el movimiento del propio cuerpo y con el ritmo, la danza entrelaza cuatro elementos fundamentales del bienestar:

  • ejercicio físico
  • música
  • creatividad
  • interacción social

Numerosos estudios sobre la danza, el movimiento y las emociones han detectado mejoras notables en las personas en estos aspectos:

  • depresión
  • niveles de energía
  • estrés
  • ansiedad
  • angustia
  • preocupación
  • relaciones sociales
  • autoestima, bienestar
  • confianza en sí mismo
  • autoimagen corporal
  • y calidad de vida

Todos ellos son diferentes indicadores de cómo se encuentra nuestra salud mental.

El baile estimula el cerebro, el cuerpo y las emociones

¿Te has preguntado alguna vez qué pasa en tu cerebro cuando estás bailando? Cuando bailas se activan muchas zonas del cerebro. La música activa las emociones y, a la vez, al bailar se activan las zonas del movimiento: la coordinación, el equilibrio, la memoria, la capacidad de atención y, muy importante, te hace estar presente.

Mi mente, mi cuerpo y mis emociones están conectados al mismo tiempo. Me cuido. Esto supone una limpieza de pensamientos negativos, preocupaciones, miedos, etc.

Cuando bailamos de forma regular, se optimizan los sistemas de control de nuestra postura corporal y el control de los movimientos.

Desde una perspectiva química, el movimiento sincronizado con la música aumenta la producción de endorfinas, conocidas como las «hormonas de la felicidad», lo que nos hace sentir bien. Además, ayuda a canalizar la adrenalina y a reducir el estrés.

Bailando aparecen las emociones, la alegría, mejora el sistema cardiovascular, la microbiota intestinal, etc. El baile es uno de los grandes factores de prevención en salud neurológica.

El baile estimula las emociones.
El baile estimula el cuerpo.

El cerebro y el cuerpo se comunican

Cuando bailamos, transitamos por distintas emociones.

António Damásio, uno de los grandes neurocientíficos de este siglo, dice que nuestro cuerpo sabe lo que la mente aún no se ha dado cuenta.

El día que hayamos entendido el movimiento, habremos entendido la emoción.

Hoy en día la neurociencia, de la mano de investigadores neurocientíficos, como la Dra. Nazareth Castellanos, está viviendo una apasionante revolución científica: el cerebro debe relacionarse con el resto de los órganos. La mente ya no sólo depende del cerebro, sino del cuerpo entero.

 

La danza está asociada a una menor probabilidad de enfermedad neurodegenerativa

Cuando bailamos, aumenta la sincronización en nuestro propio cerebro y también aumenta la sincronización inter-cerebros, ya que aumenta la percepción de los otros: mejora la empatía y la asertividad.

 

Autoconocimiento y salud mental

El concepto de salud mental presenta mucha controversia en cuanto a su definición y a su campo de acción. Quizás conviene más  hablar de Malestar y Bienestar.

Hemos detectado que gran parte del malestar emocional se debe a un desconocimiento del perfil psicológico personal y bailar nos conecta a nosotros mismos, nos ayuda a conocernos y a sentirnos mejor.

 

Proyecto DANCE BRAIN REHABILITATION

Estamos participando en el proyecto DANCE BRAIN REHABILITATION con el objetivo de compartir los beneficios terapéuticos de la música y la danza y encontrar los mejores medios para hacerlos llegar a las personas con dificultades de comprensión, de movilidad o de otro tipo de situaciones personales especificas.

Cursos de formación para formadores

En A.N.A.BCN trabajamos desde hace tiempo con la danza para mejorar el estado físico y mental de personas con demencia o Alzheimer. Tenemos las evidencias de los beneficios que suponen el movimiento y la música para la activación cerebral de este tipo de enfermos.

El 11 de mayo de 2024 presentaremos en Barcelona los detalles del programa DANCE BRAIN REHABILITATION (DBReab). ¡Reserva ahora tu entrada GRATUITA!

Por último, destacamos que la Asociación Americana de Neurología recomienda la Danza como tratamiento no farmacológico de enfermedades mentales, como la demencia.

Martha Moller. Coordinadora y terapias de grupo. ANABCN

Martha Moller
Coordinadora y responsable de terapias de grupo.

Volver arriba
Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
Consúltanos sin compromiso
Hola,
¿En qué podemos ayudarte?